Impermeabilización de Cubiertas y Terrazas

  

En todas las edificaciones llega un momento en que la impermeabilización empieza a dar síntomas de agotamiento y deterioro cuando aparecen las primeras manchas por filtraciones en la cubierta. Las soluciones impermeabilizantes tienen una durabilidad máxima que puede oscilar entre los 15 y 30 años. Una vez superado este tiempo se hará necesario renovar la impermeabilización. Esto casi siempre exigirá trabajos de albañilería para dejar la superficie en condiciones de colocar la nueva solución impermeabilizante.

       

Existen diferentes sistemas para impermeabilizar cubiertas, algunos especialmente indicados para aplicar en la rehabilitación de cubiertas antiguas, otros más adecuados para aplicar en cubiertas de edificaciones de obra nueva:

2-imper

Son láminas compuestas por derivados del petróleo y del asfalto. Para su colocación en obra se les aplica calor con un soplete, para reblandecer su base y lograr una perfecta adherencia a la superficie de la cubierta. Según el material que las compone, se pueden distinguir entre las láminas bituminosas y las de oxiasfalto. Pueden tener densidades entre 2 y 5 kilos, y varios tipos de acabados. Para su consistencia contiene fibras de poliéster, de vidrio o de polietileno. Antes de colocar la lámina asfáltica se debe pintar la superficie de obra con una emulsión asfáltica de sellado e imprimación, de esta manera se puede garantizar la total impermeabilización durante 10 años, como mínimo, y hasta de 20 años, en función de las agresiones externas que sufra la lámina, del asoleamiento y de la climatología de la región.

Lamina caucho

Son láminas de caucho sintético, también denominadas por las iniciales de sus principales componentes, EPDM (etileno, propileno, dieno y monómero). Se aplican de modo similar a las láminas asfálticas.

membrana liquida

Material aplicable en forma líquida sobre la superficie mediante el uso de rodillo, broca o pistola de aire. Es de composición muy variada (cloro caucho, poliuretano, polímeros etc) y una vez aplicado, éste se polimeriza dando lugar a un revestimiento elástico sobre el soporte con el que se consigue una película impermeable y duradera capaz de garantizar la estanqueidad del paramento.

 

¿DE QUE DEPENDE LA DURACIÓN DE LA IMPERMEABILIZACIÓN?

La duración de la impermeabilización y la eficacia de la misma, dependerá de varios factores:

    1. La calidad y tipo de sistema de impermeabilización aplicado.
    2. La correcta aplicación del sistema de impermeabilización.
    3. El uso correcto de la zona impermeabilizada, en función de sus características.
    4. El mantenimiento de la zona impermeabilizada.