Mantenimiento de Comunidades

Se consideran trabajos de mantenimiento todas aquellas acciones encaminadas a la conservación física y funcional de un edificio a lo largo de su vida útil. La falta de un adecuado mantenimiento provoca el envejecimiento prematuro de los edificios y al contrario, un edificio bien mantenido es un edificio en forma, y solo un edificio en forma nos permite disfrutar de viviendas seguras y confortables.

Razones por las que mantener tu edificio en forma:

  • Normativa Legal: La Ley de Propiedad Horizontal es muy clara en cuanto al mantenimiento de edificios. En ella se especifica que la comunidad de propietarios deberá “realizar las obras necesarias para el adecuado sostenimiento y conservación del inmueble y de sus servicios, de modo que reúna las debidas condiciones estructurales, de estanqueidad, habitabilidad, accesibilidad y seguridad”.
  • Seguros y Garantías: La falta de mantenimiento puede invalidar los seguros contratados y las garantías con que cuente la vivienda y el edificio.
  • Confort y Seguridad: Sin un adecuado  mantenimiento, el edificio envejece, se producen averías en instalaciones que reducen considerablemente las condiciones de confort y pueden llegar  a aparecer  patologías estructurales que están directamente relacionadas con la seguridad, o patologías de la envolvente del edificio o sistemas de suministro y evacuación, que afectan a la salubridad.
  • Razones económicas: Una instalación mal conservada produce mayores consumos. La sustitución de un elemento o sistema por otro de una tecnología más moderna, consigue de una manera inmediata una mejora en el confort y un ahorro a medio o largo plazo. Una instalación envejecida u obsoleta, rinde poco y consume mucho.
  • Innovación: Las mejoras tecnológicas de los materiales o sistemas, la modificación de la legislación o la obsolescencia de los equipos o instalaciones, aconsejan realizar actuaciones encaminadas a lograr una adecuación a las nuevas necesidades de los propietarios.

¿Esta tu edificio EN FORMA?

Decíamos que un edificio bien mantenido es un edificio en forma. Existen dos tipos de mantenimiento, el preventivo y el corrector. El primero tiene la posibilidad de ser programado en el tiempo y, por lo tanto, evaluado económicamente. Está destinado, como su nombre indica, a la prevención, teniendo como objetivo el control ” a priori ” de las deficiencias y problemas que se puedan plantear. El segundo comprende aquellas operaciones necesarias para hacer frente a situaciones inesperadas, es decir, no previstas ni previsibles. Las reparaciones y sustituciones físicas y/o funcionales son operaciones típicas de este tipo de mantenimiento.

A continuación te ofrecemos unas sencillas pautas para comprobar el estado de mantenimiento y conservación de tu edificio. En ellas te indicamos los puntos previos de inspección  o  unidades principales del edificio que se deben revisar para saber si requieren de algún tipo de mantenimiento preventivo o corrector.

 

PUNTOS PREVIOS DE INSPECCIÓN:

CIMENTACIÓN
  • Acciones en zonas contiguas o bajo el edificio.
  • Excavaciones en solares próximos.
  • Obras subterráneas en la vía pública o fugas de agua.
ESTRUCTURA
  • Aparición de humedades.
  • Desplomes, oxidaciones, fisuras y grietas.
  • Ataques de termitas, carcoma, hongos por humedad en elementos estructurales de madera.
FACHADA

Paredes y revestimientos exteriores:

  • Aparición de humedades, desplomes, fisuras y grietas, desprendimientos, piezas sueltas.
  • Juntas de dilatación y el sellado de juntas entre carpintería y paredes.
  • Fijaciones de aplacados, cornisas, impostas y elementos salientes.
  • Estado de pinturas.

Carpinterías y elementos de protección (persianas, rejas y barandillas):

  • Roturas de cristales.
  • Fijaciones y anclaje de barandillas defectuosas.
  • Oxidaciones y comisiones en elementos metálicos.
  • Ataque de hongos o insectos en los elementos de madera.
  • Las juntas de estanqueidad en la carpintería y entre la carpintería y los vidrios.
  • Los sistemas de evacuación.
  • Juntas de sellado entre carpintería y alféizares.
  • La pintura de la carpintería y la cerrajería.
  • Mecanismos de cierre y maniobra.
CUBIERTAS

Azoteas:

  • Estancamiento de agua.
  • Fisuras, grietas, hundimientos y piezas sueltas.
  • Aparición de humedades en los techos de la última planta.
  • Juntas de dilatación y canalones.
  • Encuentros con paramentos verticales.
  • Juntas de solería en faldones.
  • Estado de pavimentos, acabados superficiales, anclaje de mástiles, tendederos, chimeneas, etc.

Tejados:

  • Aparición de vegetaciones.
  • Hundimientos y piezas rotas o desplazadas.
  • Aparición de humedades en los techos de la última planta.
  • Canalones, gárgolas, cazoletas y piezas de cubrición.
  • Encuentros con paramentos verticales.
  • Estado de sujeciones de piezas, juntas, canalones, faldones, vierteaguas, gárgolas, anclaje de mástiles, chimeneas, etc.

Claraboyas:

  • Rotura de vidrios o placas y piezas sueltas.
  • Aparición de goteras o humedades.
  • Sistemas de cierre y accionamiento de elementos móviles.
  • Juntas, encuentros y canalones.
  • Estado de elementos sustentantes, anclajes, sellados, etc.
DIVISIONES INTERIORES

Paredes:

  • Aparición de humedades,
  • Fisuras, grietas y desprendimientos.
  • Desprendimientos, piezas sueltas.

Puertas, mamparas y barandillas de escaleras:

  • Cierres defectuosos.
  • Roturas de cristales.
  • Fijaciones y anclajes defectuosos.
  • Ataque de hongos o insectos en la madera.
  • Oxidaciones y corrosiones en elementos metálicos.
  • La pintura de la carpintería y la cerrajería.
  • Mecanismos de cierre y maniobra.
  • Ajustar y engrasar cierres, bisagras y demás elementos móviles de la carpintería y elementos de protección.
AISLAMIENTOS TÉRMICOS Y ACÚSTICOS

Deterioro superficial.

INSTALACIONES

Electricidad:

  • Interruptores diferenciales comunes individuales.
  • Dispositivos de protección, sección de los conductos y aislamiento.

Ascensores: inspección general y completa de todos los elementos que componen la instalación. Inspección de mantenimiento preventivo.

Fontanería y Saneamiento:

  • Revisión de las llaves.
  • Acometida (inspección de la llave de corte y comprobación de la existencia de corrosión, incrustación.
  • Limpieza de arquetas.
  • Sistemas de control y regulación de la presión.
  • Sistemas de tratamiento de agua (Sistemas de descalcificación).
  • Depósito de agua (limpieza y desinfección).

Gas:

  • Comprobación mediante agua jabonosa de la estanquidad de la llave de paso de las acometidas, tanto abierta como cerrada.
  • Cambio de tubo flexible antes de la fecha de caducidad.
  • Limpieza en frío del purgador.
  • Comprobación de las llaves de paso del edificio y de cada vivienda.
  • Realización de pruebas de estanquidad en las canalizaciones.
  • Comprobación del regulador de presión.
  • Comprobación de la estanquidad de la red a presión de servicio y revisión completa.
  • Comprobación de la estanquidad de la llave de cierre.

Solicita Presupuesto

Noticias Enhebra

Nuevas Ayudas a la Rehabilitación 2018

El Ayuntamiento de Barcelona ha intensificado su...

BTV nos entrevista sobre la rehabilitación de la fachada de la Iglesia Bonanova.

Esta tarde a las 20.30 la televisión pública de la ciudad de Barcelona, BETEVÉ (btv) emitirá un pequeño reportaje sobre las obras de rehabilitación de las fachadas de la Iglesia de la Plaza Bonanova.

EFICIENCIA ENERGÉTICA Y ENERGIA ELÉCTRICA RENOVABLE

Eficiencia energética: como comprar energía...

A partir del 4/12/2017 todos los edificios deberán ser accesibles.

Todas los edificios del Estado deberán ser...